Diane Thater y Chernobyl

En la noche del 25 al 26 de Abril de 1986 a la 1,23 de la madrugada, para ser más exactos, en el reactor número cuatro de la planta nuclear de Chernobyl tuvo lugar el mayor accidente de la historia de la energía nuclear. La mañana del 1 de Mayo fue cuando se filtró la primera noticia sobre unas averías leves en el reactor nuclear de Chernobyl, aunque se decía que todo estaba bajo control. Durante los 8 meses posteriores, 800.000 jóvenes soldados, mineros bomberos y civiles, procedentes de todas las regiones de la antigua Unión Soviética, trabajaron para mitigar los efectos de la radioactividad, construyendo un sarcófago alrededor de el reactor accidentado. Recordado como el peor accidente industrial  y medioambiental de la historia, la explosión de Chernobyl produjo una lluvia radiactiva que pudo ser detectada en la antigua Unión Soviética, Europa Oriental, Escandinava, Inglaterra e incluso al este de los Estados Unidos. Como resultado de ello, 200.000 personas tuvieron que ser evacuadas de sus lugares de origen.

Con este escenario en la Galería Hauser and Wirth de Picadilly, la artista californiana Diane Thater nos muestra  “Chernobyl” una instalación que presenta  con 6 proyectores , 6 media players y Lee filtros. En la proyecciones  muestra distintos aspectos  del paisaje de Chernobyl y de la ciudad que se construyo para que vivieran los empleados de la central nuclear, denominada Pripyat,  es decir nos muestra la llamada zona de alineación o zona muerta y que tiene un radio aproximadamente de 30 Km., donde la artista  paso un tiempo grabando tanto la naturaleza, como parte de la ciudad abandonada de Pripyat.

Con esta instalación Diane Thater actúa sobre el espacio de la Galería de Picadilly y lo convierte en un teatro,  interviniendo sobre ventanas, la pared que separa la entrada, y sobre todo el espacio alejándose de la convencionalidad del espacio expositivo habitual e integrando al espectador  como parte activa de la obra. Con un profundo sentido del color, filma planos en movimiento con otros más estáticos, fondos para el sujeto de la acción y también para el espectador, produciendo así una atmósfera pictórica.

Así continua esa sugerente línea iniciada hace ya algunos años en la que estudia las propiedades del video arte  y la instalación, pues a propósito aquí en Hauser and Wirth deja todos los proyectores a la vista, para que el espectador se encuentre mas integrado rápidamente, que es al fin y al cabo es la finalidad de una instalación. Algunas imágenes muestran imágenes interiores como las del Teatro de Prypiat, y del contexto urbano de la ciudad, tal vez para  crear en el espectador una sensación de teatralidad, de irrealidad. Otras son tomas exteriores de la naturaleza alrededor de la ciudad, sobre todo recrea la cámara en los caballos Przewalski, la única subespecie de caballos salvajes que existe en la actualidad. Mediante estas imágenes y videos que muestran fragmentos de paisajes naturales junto con paisajes urbanos, Diane Thater quiere explorar el sentido de libertad que ella le da a la naturaleza, en contraposición a el ser humano y su destrucción de esta,  y que ya hemos visto en otras obras suyas como Continous, Contiguous., 2004-2005.

Desde hace 20 años Diane Thater  combina Arquitectura, Escultura y Naturaleza y así lo vuelve a hacer en esta sala de exposición transformándola  en un escenario de teatro entre escultura, arquitectura teatral y real. Las grandes pantallas donde se proyectan los videos te envuelven, teniendo a la vez una sensación de integración en lo que reflejan, pero teniendo también interés en alejarte de ellos, por lo que puedes pensar que  la radioactividad esta latente. Deja que la sombra del espectador se interponga entre la imagen y la pantalla indagando así  sobre la manera en que ocurre la construcción de la subjetividad. Así la autora consigue la integración del espectador en su obra, pues como ya he dicho es de una gran teatralidad y casi todo el mundo ha oído hablar de la catástrofe de Chernobyl. Nos muestra bien su interés por la naturaleza y la relación de esta con la cultura que se destruye a ella misma, tan importante y reiterado en toda la obra del artista.

La galería Hauser and Wirth cuelga también en su página Web un audio en el que  Diane Thater nos explica su obra. No lo encontramos muy acertado pues explica en el audio su viaje a Chernobyl de una forma débil, banal, casi frívola, aunque quiera hacer ver lo contrario,  parece que Diane Thater esta presentando la obra como un circo de feria, como si estuviera en un tour, de los que se anuncian en  Chernobyl a 120 dólares, y que ella a su vez ella critica.  No ha estudiando lo suficiente el fenómeno, de hecho no sabe ni que los caballos de Przewalski. fueron introducidos por científicos  en esa zona después del desastre. El teatro – cine es uno de los 7 de los que estaba compuesto el Palacio de la Cultura “Energetik” , a solo un paso de el parque de atracciones, que era antes del desastre el motivo principal de la visita a Chernobyl. Creemos que es mejor deje a el espectador que decida por el mismo cual es su relación con la obra y no trate de politizarla hablando del principio del fin de la Unión Soviética o haciendo pensar con sus insinuaciones en la consabida denuncia hacia la indiferencia de los gobiernos, agencias internacionales pro-nucleares y empresas que insisten sobre la eficacia, seguridad, limpieza y los supuestos beneficios de la energía nuclear. Si no politiza la obra, esta resulta más impactante, dejando así a que el espectador saque sus propias conclusiones y que este se sienta y participe en ella de forma mas objetiva.

En la zona alta de la Galería, la llamada American Room,  se puede ver su trabajo PEONIAS, compuesto de 9 monitores, 1 DVD placer y 1 DVD donde se muestran imágenes de Peonías, símbolo tradicional floral de China, la flor de el honor y la riqueza, símbolo de el estado de Indiana, pero que para Diane Thater es la flor de el Arte y es una instalación que ha hecho según ella para aclarar su mente. Esta obra es muy parecida a su obra “Six Colour Video Wall” que se encuentra en la colección permanente de el Museo Whitney de Arte Americano de Nueva York, aunque mas realista.

Diane Thater nació en San Francisco, y vive y trabaja en Los Ángeles. Su trabajo se encuentra en muchas colecciones publicas y privadas incluyendo el Museo Guggenheim de Nueva York, Tate Modern de Londres, El Museo Whitney de Arte Americano de Nueva York ; El Instituto de Arte de Chicago y el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles donde vive y trabaja.

Anuncios

Acerca de esperanzagomezcarrera

Esperanza Gómez Carrera, artista visual malagueña, especializada en esculturas, instalaciones y performances. Vive y trabaja en Londres.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s